"No todos los políticos somos iguales". Entonces denuncien y/o dimitan.

miércoles, 17 de julio de 2013



Mientras van saliendo a la luz nuevos casos de corrupción, incrementándose el sentimiento de rechazo hacia la clase política por parte de la población (un sentimiento completamente lógico, racional y fundado), son muchos los políticos de las principales fuerzas políticas (que casualmente son los que más casos de corrupción tienen abiertos hasta el momento), los cuales salen en televisión lanzando el mensaje de: "no todos los políticos somos iguales, y por unos pocos corruptos, la sociedad no nos debería meter a todos en el mismo saco".

Lo cierto es que no son unos pocos políticos corruptos, sino muchos políticos corruptos, y para mí, el mensaje de "no todos los políticos somos iguales" pierde veracidad si no se acompaña con hechos concretos. Si realmente eres un político honrado, denuncia a los políticos de tu partido que no son honrados. Si por el contrario no quieres denunciar para evitar represalias por parte de tu partido, sencillamente dimite, pues doy por hecho de que una persona honrada no debería sentirse cómoda rodeada de corruptos.

Suponiendo que muchas personas se crean eso de "soy honrado pero no sabía nada de lo que estaba haciendo mi partido", de igual modo, entonces, no nos sirves como político, ya que serías demasiado "poco inteligente", aunque esta situación es poco creíble.

¿Se volvieron corruptos al estar en el poder o eran corruptos que aprovecharon el poder?

Muchas personas piensan que los casos de corrupción política es debido a que la gente se corrompe al estar en una situación de poder. Esa idea está equivocada, ya que si una cosa he aprendido a lo largo de mi corta o larga vida es que la mayoría de los políticos (siempre hay algunas pocas excepciones) ya tenían poca moralidad y por tanto, tenían tendencia a convertirse en corruptos, y el poder simplemente les permitió estar en una posición de libertad y facilidad para sus actividades lucrativas propias.

No conozco ni un sólo político que se haya metido a política para salvar las ballenas, el medio ambiente, luchar contra la pobreza o mejorar la situación del más débil. Está claro que sus motivaciones son otras, y eso es una realidad, no una insinuación.

Si existe un sólo político honrado en las dos principales fuerzas políticas más corruptas de la democracia española, que de un paso al frente, haga la correspondiente denuncia de lo que ha visto o que abandone inmediatamente su cargo. Hay muchos directivos de empresas que dejan su cargo al no estar de acuerdo en una política de empresa. Si un político no dimite o denuncia, es porque está en el mismo saco o no quiere perder sus privilegios a pesar de que está rodeado de corruptos.

La idea de que Bárcenas es el único corrupto del PP no tiene sentido, pues un sólo corrupto rodeado de honrados no puede hacer nada desde un puesto de tesorero, y eso cae por el propio peso de la lógica. Así que, señores políticos, demuestren su honradez y dimitan o indiquen quiénes son el resto de corruptos. De lo contrario, todos estaban al corriente y PUNTO. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana