La crisis del euro no ha terminado: 5 señales que podrían provocar otra tormenta perfecta.

miércoles, 7 de agosto de 2013




Bridgewater Associates gestiona más de 150.000 millones de capital global. Su último informe, recogido en Value Walk es demoledor para Europa, y mostraría el verdadero sentimiento de los inversores institucionales hacia nuestra Unión Europea, donde según ellos, en cuestión de meses se podría producir una nueva tormenta perfecta. Para eso dan 5 señales iniciales a tener muy en cuenta.

Bridgewater comienza diciendo: "Nos pagan por mantener los ojos fuera de las "tormentas" y proteger el capital de nuestros clientes  identificando los problemas a los que otros no están prestando atención".

1. Las pruebas de estrés del sistema financiero podrían aumentar nuevamente los problemas sobre algunos bancos específicos.

2. Los planes para hacer frente a los bancos problemáticos podrían dar lugar a una situación que nos haga recordar lo ocurrido en Chipre.

3. Los problemas de deuda de portugal.

4.  La continuación de la acumulación de deuda de Francia puede provocar graves problemas.

5. La atención internacional de todos estos problemas podría exacerbar los problemas.

Detallan:

En los próximos meses habrá pruebas de estrés y Portugal deberá organizar otro rescate. Ambas cuestiones podrían plantear nuevas incógnitas para los acreedores. Con los problemas de deuda soberana a los que Europa debe hacer frente en los próximos 2 años, la pérdida de confianza podría hacer estallar otra crisis rápidamente.

Algunas de estas cuestiones podrían causar nuevamente un aumento de los costes de financiación bancaria a corto plazo, reducción de la disponibilidad de crédito y provocar una fuga de capitales, ya que después de ver cómo se gestionó la crisis de Chipre, los grandes capitales sólo necesitan una duda para sacar el dinero de la Eurozona, y más sabiendo que los depósitos de más de 100.000€ no están asegurados.

Quizás el mayor problema al que se enfrenta Europa sea el recuerdo de la gestión de Chipre, ya que eso demostró que Europa no sabe gestionar sus crisis.

Portugal, España e Italia.

Aseguran desde Bridgewater que Portugal aún está "atascado" en un "desapalancamiento muy feo". Las decisiones que se deben tomar en Europa y que incluyen el rescate a Portugal serán bastante difíciles, ya que no se podría decir que Grecia es una excepción si finalmente Portugal necesita reestructurar su deuda.

Una reestructuración de de deuda portuguesa asustaría seriamente a los inversores sobre la deuda española e italiana, además de que los bancos portugueses tienen grandes tenencias de deuda pública.

A pesar de la prolongada recesión en Italia y España, los bancos están en muy buenas condiciones gracias al ESM, la liquidez del BCE, etc... sin embargo, debido a que los bancos italianos y españoles se encuentran entre los mayores tenedores de deuda, y han aumentado su exposición, ésto hará que los inversores extremen su precaución, ya que al combinar las exposiciones de deuda privada y soberana, los bancos de España e Italia requerirían alrededor de 75.000 millones de capital aproximadamente, y la magnitud de las necesidades de capital podría ser aún mayor si nuestros bancos fueran golpeados con un PSI de estilo griego.

Además de todos estos riesgos, recuerda esta empresa que los bancos europeos también se enfrentan a la presión de Basilea III y la EBA, incluyendo ratios de apalancamiento, ratios de capital y mucho más.

Y desde luego, aún hay muchos inversores que siguen diciendo que la moneda única no es viable al no tener un mecanismo de reequilibrio como sí tiene el dólar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana