Explicamos qué es y qué no es el Bitcoin con 4 citas que lo definen perfectamente.

jueves, 5 de diciembre de 2013



Ya definimos formalmente (o intentamos definir) lo que era el Bitcoin y las preguntas más frecuentes sobre esta divisa digital hace algún tiempo. Decir que después de hablar con defensores de la moneda digital, ni uno solo de ellos es capaz de dar un argumento sólido sobre por qué el Bitcoin no es una burbuja. 

Hay algunas frases, que podrían considerarse humorísticas, pero en nuestro círculo se comienzan a emplear, y al resto del mundo le dan una definición no oficial, pero perfectamente entendible.


El Bitcoin es algo de lo que Charles Ponzi sentiría envidia, ya que es lo mismo que él hizo, pero de una forma legal y bien vista por el resto.

Realmente, y a pesar de que usar la palabra "Esquema Ponzi" sea algo muy serio, lo cierto es que un esquema Ponzi se basa en pagar a los antiguos con el dinero que ingresan los nuevos. Realmente todas las cotizaciones bursátiles suben su valor de esta forma, pero en las acciones podemos calcular algún valor intrínseco, cosa que en el Bitcoin, ni el mejor economista del planeta podría calcular el valor intrínseco, como bien decía Alan Greenspan, el cual piensa que el Bitcoin es una burbuja.

La única diferencia que existe entre el Bitcoin y la Tulipomanía, es que cuando se llegó al final, con la tulipomanía al menos la gente tenía un tulipán. Ahora se quedarían sin nada.

Teniendo en cuenta que la Tulipomanía se cocinó en los Países Bajos (Holanda), el ex-presidente del Banco Central de Holanda debe temblar cuando se habla de una moneda digital que hace meses valía 35 dólares y ahora vale 1.200 dólares con altibajos de hasta un 40% en un solo día y durante varios días seguidos. Eso no es serio.

El Bitcoin sería una burbuja de no ser la prueba más evidente de que la estupidez humana es lo único que no tiene límites.

Recientemente salimos de la burbuja de las "puntocom" y de la crisis inmobiliaria aún no hemos salido, y ya estamos cometiendo otra locura. 

El Bitcoin es la única cosa en lo que puedes robar 100 millones y ni un solo organismo oficial está persiguiendo al ladrón ni se conoce en Televisión.

Puesto que no podemos definir lo que es realmente un Bitcoin, será más fácil decir lo que no es el Bitcoin:

Los Bitcoin no están dentro de la categoría de activos y tampoco son instrumentos financieros. Son tan peligrosos, que ya se han elaborado derivados financieros cuyo subyacente es algo que no es ni un activo ni un instrumento financiero ni materia prima y cuyo valor intrínseco únicamente puede ser 0€.

El Bitcoin existe únicamente porque un grupo de personas quiere que exista. Como toda cosa, tiene el valor que un comprador quiera darle, salvo con la diferencia de que un comprador adquiere un bitcoin sabiendo que no está comprando nada y únicamente invierte en algo que le da una esperanza de que un nuevo comprador esté dispuesto a pagarle por ello más del precio al que compró.

En cuanto desaparezca el interés de los compradores el Bitcoin caerá a la realidad de su precio, que es de 0. 

Algunos economistas, tristemente intentan comparar el funcionamiento del oro con el Bicoin, con la diferencia de que el oro es un activo de referencia y el Bitcoin es un invento de algunos que han dado con la fórmula de crear supuesto dinero de la nada, porque con el tiempo descubriremos cómo algunos se han forrado manipulando "las "minas, así como en Holanda se supo que las casas de bolsa de Tulipanes plantaban Tulipanes para engordar su riqueza.

2 comentarios

  1. Yo no entiendo mucho de estos temas, pero si tienes una tienda y dices aceptar bitcoin como método de pago, por lo que veo, a la hora de valorar algo en bitcoin puedes perder mucho dinero según el momento en que te paguen. Eso no debe ser muy buena idea, además de que han valorado algo llamado bitcoin como podrían haber valorado las piedras de la playa y jugar a especular con ellas. La tecnología nos va a volver idiotas perdidos a este paso.

    ResponderEliminar
  2. Solo ver este gráfico de la reciente brutal caída y su posterior recuperación ya nos dice que eso no puede ser serio en la vida salvo para los interesados en que eso funcione. yo no veo diferencia entre el bitcoin y los bienes raíces virtuales, que también se llegaron a pagar abultadas sumas por ciber-terrenos que no existían en el mundo real y que posteriormente otros compraban. Por cierto, me ha gustado este artículo.

    ResponderEliminar

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana