La FTC abre oficialmente una investigación contra Herbalife y las acciones se desploman.

miércoles, 12 de marzo de 2014




Bill Ackman, el gestor de fondos que en 2012 apostó 1.000 millones de dólares contra Herbalife, asegurando que el precio de sus acciones se quedará en los 0 dólares, al afirmar que la empresa basa su modelo de negocio en un esquema piramidal, y no un multinivel, acaba de salirse con la suya.

La FTC (Comisión Federal de Comercio), ha abierto oficialmente una investigación para analizar las cuentas y procedencia de los ingresos de la compañía. En caso de que encuentren que la mayor parte de esos ingresos provienen de la captación recurrente de nuevos distribuidores y no de clientes finales recurrentes, La FTC podría dictaminar que el negocio de Herbalife es un esquema piramidal. (Leer: cómo se analizará si Herbalife es multinivel o piramidal)


Bill Ackman, quien dirige Pershing Square Capital Management, ha vuelto a dar una charla en la que explica que Herbalife se vende como una empresa multinivel legítima, pero que realmente dirige su marketing a la captación de personas de bajos ingresos, y concretamente en Estados Unidos, a la población hispana.

(Leer: Ya sabemos cuánto ganan los vendedores de Herbalife)

Ackman está convencido de que los reguladores, en cuanto estudien el balance de la compañía y la procedencia de los ingresos, tumbarán la empresa, y por tanto, sus acciones serán papel mojado. Así mismo, ha asegurado que Herbalife está violando las leyes de venta directa en China.

La empresa, quien por momentos ha detenido su cotización en bolsa, ha vuelto a cotizar con unas pérdidas de un -14%, aunque en estos momentos está recuperando algo de terreno. En un comunicado han confirmado que están siendo investigados, y que colaborarán en todo lo que sea necesario con las autoridades para zanjar el asunto, pues consideran que su negocio es completamente legítimo y una oportunidad de ganar dinero a decenas de miles de distribuidores que en la actualidad tienen en activo.

Recordemos que esta empresa ha "sido" el balón de varios jugadores bursátiles, incluidos George Soros y Carl Icahn. Ambos inversores aseguraron que Bill Ackman haría el mayor ridículo de la historia con su posición corta de 1.000 millones de dólares, una posición que llegó a costarle más de 500 millones en pérdidas y suculentas ganancias para Soros e Icahn, aunque con este logro de Ackman, la situación podría revertirse, generando suculentas rentabilidades para Ackman y grandes pérdidas para los otros jugadores.

Sólo queda esperar para ver cómo termina esta interesante lucha de titanes por una empresa que en estos momentos se debate entre la permanencia y la desaparición.

Ver: Herbalife y los negocios Multinivel en el punto de mira de Estados Unidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana