Detienen a otro Lobo de Wall Street y 6 personas más por manipulación de "penny stocks" con "pump & dump"

lunes, 21 de julio de 2014




Cada vez que alguien me pregunta el por qué detuvieron a Jordan Belfort (El auténtico Lobo de Wall Street), suelo responder que fue detenido por algo que hoy día se sigue haciendo en los mercados. La semana pasada cayó otro lobo. Abraxas J.Discala, CEO de OmniView Capital Advisors, junto con otras 6 personas acusadas de participar en una conspiración para inflar artificialmente las acciones de cuatro empresas "penny stocks".

Entre los detenidos se encuentra también el fundador de  CodeSmart, una de esas "penny stocks".

En el caso de CodeSmart, Discala y sus "socios de conspiración" adquirieron 3 millones de acciones a $ 0,02 por acción y llegaron a inflar el valor de su cotización hasta los $ 6,94 en 2013. Finalmente se desprendieron de su paquete de acciones, provocando la caída en la cotización de la empresa. Se calcula que esa jugada maestra ha costado más de 50 millones a los inversores, los cuales se encontraron con la acción cotizando por debajo de 1 centavo de dólar. Concretamente en estos momentos está en los $ 0,0038.

Para promover la venta de estas acciones usaron las notas de prensa pagadas en medios financieros y a varios corredores de bolsa para que llamaran a potenciales compradores y venderles estas acciones como la próxima oportunidad de hacerse ricos por las expectativas que tenían estas empresas.

Ninguna de estas empresas tenía prácticamente actividad, lo cual no impidió que llegaran a valer más de 300 millones de dólares antes de que las enviaran nuevamente al suelo dejando a los accionistas pillados.

Entre los detenidos también se encuentran un director gerente e OmniView, un abogado especializado en empresas de baja capitalización bursátil, dos corredores de bolsa y dos ejecutivos de dos empresas cuyos valores habían sido manipulados.

Discala, el nuevo lobo, tiene 43 años y estuvo casado con Jamie-Lynn Sigler, una actriz de la famosa serie "Los Soprano".

Las cuatro penny stocks cuyos precios han sido manipulados son CodeSmart, Cubed, StarStream Entertainment y Staffing Group. Según la CNBC, por estos delitos podrían caerle más de 9 años de prisión.

Aunque recordemos que estas empresas no son las únicas que hemos conocido en los últimos días, pues aún falta descubrir quién hay detrás de CYNK Technology, una empresa fantasma que ha subido un 25.000% en los últimos meses, alcanzando una capitalización bursátil de 6.000 millones a pesar de que no tiene negocio ni empleados.

VER: La verdad sobre las penny stocks - explicamos el OTCMarkets a fondo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana