Las 6 teorías de la conspiración más populares en medicina que la gente suele creer.

martes, 22 de julio de 2014



Existen muchas teorías de la conspiración en todos los campos, aunque en el campo de la medicina y la salud, algunas de estas teorías cada vez cobran más sentido para el público en general. Antiguamente, era cosa de gente inculta el creer en estas teorías. El problema es que cada vez más, la propia gente de la industria y profesionales se suman a estas creencias poniéndolo más difícil.

En un estudio de JAMA Internal Medicine se cogió a una muestra representativa de personas para mostrarles las teorías y que dijeran si estaban de acuerdo o no. Estas son las 6 teorías de la conspiración más populares y las respuestas hacia cada una de ellas. Al final del artículo daré mi opinión personal y me gustaría conocer la vuestra...desde el respeto, el cariño del debate y todo eso :-)

1. La Administración de Alimentos y Medicamentos está impidiendo deliberadamente al público conseguir remedios naturales para el cáncer y otras enfermedades debido a la presión de las compañías farmacéuticas.
  • Han oído hablar de esta teoría: El 63%
  • Están de acuerdo: el 37%
  • No estuvo de acuerdo: el 32%
  • Indecisos: el 31%
2. Los funcionarios de la salud saben que los teléfonos celulares causan cáncer, pero no están haciendo nada para impedirlo, porque las grandes corporaciones no les dejan.
  • Han oído hablar de esta teoría: el 57%
  • Están de acuerdo: el 20%
  • No estuvo de acuerdo: el 40%
  • Indecisos: el 40%
3. La CIA ha infectado deliberadamente a un gran número de afroamericanos con VIH bajo el disfraz de un programa de vacunación contra la hepatitis.
  • Han oído hablar de esta teoría: El 32%
  • Están de acuerdo: el 12%
  • No estuvo de acuerdo: el 51%
  • Indecisos: el 37%
4. La difusión mundial de los alimentos genéticamente modificados (Transgénicos) de Monsanto es parte de un programa secreto, puesto en marcha por varias fundaciones para reducir la población en el mundo.
  • Han oído hablar de esta teoría: El 19%
  • Están de acuerdo: el 12%
  • No estuvo de acuerdo: el 42%
  • Indecisos: el 46%
5. Los médicos y el Gobierno quieren vacunar a los niños a pesar de que saben que estas vacunas pueden causar autismo y otros trastornos psicológicos.
  • Han oído hablar de esta teoría: El 69%
  • Están de acuerdo: el 20%
  • No estuvo de acuerdo: el 44%
  • Indecisos: el 36%
6. La fluoración del agua pública es en realidad un camino secreto para que las empresas químicas puedan vertir los subproductos peligrosos de minas de fosfato en el medio ambiente.
  • Han oído hablar de esta teoría: El 25%
  • Están de acuerdo: el 12%
  • No estuvo de acuerdo: el 46%
  • Indecisos: el 41%
Una vez conocemos las teorías de la conspiración más comunes en tema de salud...

¿realmente los que creen en este tipo de teorías son unos pobres incultos ignorantes?

1. Con respecto a los remedios naturales para el cáncer, llamémosle medios alternativos para la cura del cáncer. Recordemos que un tal Tullio Simoncini en Italia perdió su licencia médica por usar un método alternativo en la cura del cáncer, cuando realmente tenía una de las mayores tasas de curación en los tumores localizados.

Su teoría era sencilla: Si el bicarbonato de sodio entra en contacto con una masa tumoral, el tumor disminuye y/o desaparece. Él demostró esa teoría durante una conferencia en directo, donde curó un tumor a una joven en tan sólo 4 días que duraba la conferencia. Y yo no sé si la teoría de la conspiración es cierta o falsa, pero  Simoncini mostró que él estaba en lo cierto. De hecho, hay que recurrir a la historia de la quimioterapia, la cual dejó de matar a tanta gente en cuanto se incorporó el Bicarbonato de Sodio. Más adelante algunos se hicieron la evidente pregunta: ¿está curando la quimio o está curando el Bicarbonato de Sodio?

Si nos vamos a estudios de los años 70 y 80, también se halló cómo una toxina encontrada en el Aloe Vera era un gran aliado en la lucha contra el cáncer. Los encargados de aquel estudio médico nunca llegaron a entender el por qué les retiraron los fondos para el estudio cuando aseguran que iban por muy buen camino.

2. Con respecto a cáncer y teléfonos móviles, al menos se sabe que los móviles producen "radiación no ionizante". Probablemente, por el poco tiempo que llevan los móviles funcionando, aún podría ser pronto para saber si son tan nocivos como se piensa o por el contrario podrían ser inofensivos. No obstante, por precaución, no se aconseja pegar el smartphone al oído. Usa cascos y una preocupación menos.

3. ¿Se ha infectado a niños bajo programas de vacunación?

No sé de qué deberíamos sorprendernos en este sentido, cuando recientemente se ha descubierto uno de los mayores experimento humanos en Guatemala, un país en la extrema pobreza y sin servicios sanitarios que recibieron la visita de Estados Unidos para ayudarles, y acabaron engañando a más de 5.500 personas, infectaron a 1.300 y provocaron 83 muertos. Lo que era un programa de vacunación, fue un experimento deliberado para infectarles sífilis y gonorrea. Fue en los años 40.

Por tanto, si bien no lo sabemos a ciencia cierta, ¿nos extrañaría que las farmacéuticas experimenten sus fármacos y remedios en otros países tercermundistas donde la vida no vale nada?. Si yo fuera un poderoso hombre de negocios dueño de una farmacéutica, sin escrúpulos y con grandes aliados en el Gobierno, creo que usaría este método. A fin de cuentas, es matar a gente que va a morir de todas formas para curar a personas del primer mundo.

4. Alimentos transgénicos.

No sé si hay programas ocultos o no, pero de una cosa estoy seguro, y es que si a algún estudiante de ciencias o biotecnología le están ensañando que los transgénicos son inocuos para la salud, lo siento mucho, pero estás siendo engañado.

Con respecto a las vacunas no tengo ni idea de lo que pueden provocar, aunque cada vez hay más médicos rebeldes que dicen que no todas las vacunas serían necesarias, y que además es bueno que el organismo desarrolle sus propias defensas para combatir las enfermedades, pues hace el sistema inmunitario más fuerte.

Y lo de la fluoración del agua pública, realmente es la primera vez que lo escucho.

En resumen: 

Si bien antes se consideraba de incultos e ignorantes el creer en algunas de las teorías de la conspiración, lo cierto es que cuando se unen intereses económicos y grandes corporaciones, lo que es de incultos es no cuestionarlas. No creo que todas sean ciertas, pero estoy casi seguro de que todas no son falsas.

Recordemos que hace algún tiempo era de ignorantes decir que el tabaco era nocivo para la salud, pues los científicos (contratados por las tabacaleras), solían decir incluso que el tabaco mataba "bichos" malignos en el organismo.

El aceite de Oliva hace unos pocos años era cancerígeno y ahora es anticancerígeno. Con el tiempo aprendí que ciencia y economía no son tan distintas. En ambas profesiones dos personas pueden creer estar en lo cierto a pesar de que están diciendo lo contrario. Y ambas profesiones están sesgadas según quién pague la investigación.

Incluso cada vez que discuto con un científico, éste parte de la base de que la ciencia se basa en hechos objetivos, cuando lo cierto es que la ciencia se basa en observaciones que conducen a suposiciones que acaban llamándose hipótesis, pero nunca son hechos probados y mucho menos objetivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana