La historia del Ébola y cómo saltó de Africa a Europa hace 20 años.

viernes, 1 de agosto de 2014




El Ébola vuelve a la "palestra" y está haciendo grandes estragos en África Occidental, contabilizando alrededor de algo más de 1.200 casos y unos 672 muertos hasta el momento, desde que el brote estallara en Febrero. La contención de este peligroso virus se encuentra en la prioridad de las autoridades de salud pública en este momento, pues el virus ya ha llegado a Lagos y Nigeria.

Aunque se dice que el riesgo de que el ébola entre en países como Estados Unidos y Europa es cero, lo cierto es que si bien es bajo, no es cero, ya que hace 20 años, el ébola saltó de África a Europa.

1. Qué es el ébola.

La ciencia desconoce el origen de esta enfermedad, y la primera vez que se supo de ella fue en 1976 en una pequeña aldea de la República Del Congo. Concretamente una aldea muy cercana al río Ébola. De ahí su nombre.

La teoría científica que más sentido cobra sobre el origen del ébola, apunta a los murciélagos frugívoros, o al menos, están detrás del contagio de este virus.

En principio se supone que el virus únicamente puede afectar a humanos y primates, aunque varios estudios demostraron que que los murciélagos pueden contagiar al hombre directamente sin necesidad de introducir el virus en un huésped secundario como los monos.

2. ¿Cuál es la tasa de mortalidad del ébola?

Teniendo en cuenta que entre sus síntomas se encuentran la fiebre hemorrágica, una de las enfermedades más letales, la tasa de mortalidad de este virus llega a ser hasta del 90% aproximadamente.

3. ¿Cuáles son los síntomas del Ébola?

Aunque el periodo de incubación puede ir desde los 2 hasta los 22 días - periodo en que aparentemente los ya infectados no son contagiosos durante ese periodo- en primer lugar vendría el estado febril alto, seguido de dolores musculares, cansancio y fatiga, acompañado de fuerte dolor de cabeza.

Una vez avanza la enfermedad, comienzan los vómitos y diarreas. Las fases peligrosas del virus llegan con las erupciones cutáneas y hemorragias tanto internas como externas.

4. ¿Cómo se detecta el Ébola?

Teniendo en cuenta que sus primeros síntomas son muy similares a los de una gripe común, la única forma de detectar que efectivamente estamos infectados, es mediante pruebas específicas realizadas en laboratorio. Si los médicos no buscan el virus expresamente, no lo encontrarán en las primeras fases.

5. ¿Cómo se contagia el ébola?

El ébola se puede contagiar por contacto directo, heridas abiertas, heces, orina, saliva, semen y puede ser contagiado tanto de persona a persona como de animal a persona. Una persona que haya padecido el virus y que aparentemente se haya curado, podría continuar contagiando a otra persona incluso algunos meses después de haberse curado.

6. ¿Hay cura para el ébola?

Por desgracia, aún no existe una cura o vacuna oficial para esta enfermedad, según la OMS, y lo que se hace es tratar a los infectados esos otros síntomas que aparecen, y que con una poca de suerte, las personas infectadas puedan vencer al virus tras una fuerte y prolongada lucha. No obstante, sí que se está comenzando a probar alguna vacuna experimental, aunque faltan aún resultados sobre su efectividad.

7. ¿Existe riesgo de que el ébola llegue a otros países como Europa o Estados Unidos?

Aunque el riesgo es bajo, desde luego que existe ese riesgo, pues hace 20 años, el virus saltó a Europa. También se deben extremar precauciones en el tráfico aéreo, pues es la mayor fuente de contagio donde un virus puede cruzar al otro extremo del mundo en cuestión de horas.

8. ¿Cómo saltó el virus a Europa?

Fue en 1994. Todo comenzó con varios chimpancés muertos en el Parque Nacional de Tai, en Costa de Marfil. 3 investigadores quisieron saber qué había matado a esos chimpancés, por lo que decidieron averiguarlo.

Diseccionaron el cuerpo del chimpancé muerto más reciente y encontraron signos de hemorragia y falta de coagulación, pero se quedaron sin saber que fue exactamente lo que les mató.

A los 8 días, la investigadora que participó, una mujer de 34 años, enfermó. La fiebre se le disparó y 3 días más tarde, lejos de mejorar, había empeorado. Fue trasladada a un hospital a 300 kilómetros para tratar de identificar qué le ocurría.

Teniendo en cuenta que el ébola supuestamente estaba erradicado, siendo el último brote hacía 15 años, los médicos sospecharon de posible malaria.

Cuando comenzaron los vómitos y fuertes diarreas a los 5 días, los médicos quedaron desorientados. La mujer dejó de comer y poco después dejó de orinar. Apareció una erupción en su hombro que se extendióo por la espalda antes de pasar a extenderse por todo su cuerpo.

Se volvió irritable, confusa y ansiosa y comenzó incluso a olvidar cosas. El tratamiento con antibióticos no daba resultado y los médicos seguían sin saber a ciencia cierta qué virus o bacteria le estaba provocando.

Los médicos entendieron que estaban frente a una enfermedad probablemente altamente contagiosa, por lo que decidieron tomar precauciones extremas y trasladarla a Suiza.

Tras un primer examen, los médicos no vieron nada extraño en la ecografía abdominal, aunque sí notaron algo extraño en el hígado y el bazo.

El diagnóstico final de este equipo de médicos fue "infección viral o bacteriana de origen desconocido".

A los 9  días, la fiebre comenzó a remitir, la diarrea se detuvo y comenzó a comer nuevamente. Aunque perdió mucho peso, salió a los 15 días del hospital sin saber qué le había ocurrido, y que fuese lo que fuese estuvo a punto de costarle la vida.

Una vez aparentemente curada, su pelo comenzó a caerse en grandes cantidades durante meses, algo que parece ser un efecto secundario de haber padecido esta infección.

9. De vuelta al origen.

Más adelante, algunos médicos siguieron investigando para aclarar aquel misterioso caso de aquella grave enfermedad que habían tenido en sus manos, llegando a la conclusión de que podía estar relacionado con los monos que aparecieron muertos... pero entonces, ¿por qué ella fue la única que se contagió de los 3 investigadores?.

Gran misterio que únicamente se explicaría con la teoría de que: 1; Los guantes estaban gastados y ella puedo tocar la sangre con sus manos. Y 2; pudo saltar una gota de sangre del chimpancé a su cara en el momento de la disección.

Finalmente quedó claro que esta mujer había sufrido un contagio de Ébola.

Por tanto, teniendo en cuenta que el tráfico aéreo en aquella época era increíblemente más bajo que en la actualidad, los riesgos de expansión de este virus también son más altos.

Ni que decir tiene que no faltan teorías de la conspiración sobre cómo un virus muerto ha resucitado precisamente en estos momentos.

Fuentes de información: | Wikipedia  | Organización Mundial de la Salud | Business Insider . Adaptación por Negocios1000.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana