Resumiendo, ¿Es seguro usar la pasta de dientes Colgate Total o mejor tiramos el tubo a la basura?

jueves, 14 de agosto de 2014



Recientemente se informaba en Bloomberg News que la pasta dental Colgate Total contiene un ingrediente antibacterial llamado Triclosán, una sustancia química potencialmente nociva para la salud y que supuestamente aumenta el riesgo de cáncer.

Las investigaciones en seres humanos no son claras, aunque varios estudios sobre los efectos del triclosán en ratones y ratas han demostrado un aumento en los efectos adversos para la salud en concentraciones altas, incluyendo la disminución de la fecundidad y el aumento de riesgo de padecer cáncer.


Es entonces cuando chocan los comentarios médicos con la lógica, pues en medicina se habla de los niveles aceptables de compuestos carcinógenos. Es decir, que un compuesto puede ser cancerígeno pero no hay riesgo en dosis bajas. Concretamente, el triclosán se encuentra en Colgate Total porque ayuda a combatir la gingivitis, una enfermedad que causa la inflamación y el sangrado de las encías.

Por tanto, la gran pregunta sería... ¿compensan los riesgos del troclosán con respecto a los beneficios?

En primer lugar, debemos saber qué es el triclosán y dónde lo encontramos.

El triclosán es un agente antimicrobiano que ayuda a combatir el crecimiento de bacterias, hongos y moho. Su primer uso fue en productos de jabón antibacterial para las manos en 1970. Y desde entonces, el triclosán se ha añadido a productos como detergentes, jabones, desodorantes, lociones, cremas, líquidos para lavar los platos y ahora pastas dentales.

¿Cuáles son los riesgos?

No se sabe cuáles son los riesgos en humanos, probablemente porque nunca se ha hecho un estudio de largo plazo sobre sus efectos a bajos niveles ambientales.

Pero del mismo modo, tampoco nadie ha hecho un estudio ni emitido ningún comunicado en el que se hable de que esta sustancia no es nociva para la salud.

Los estudios que existen únicamente han sido con animales, y en ellos, sí que ha demostrado ser un potenciador de efectos adversos, hasta encontrar daños neurológicos en el feto de algunas ratas en estado, lo cual ha colocado a esta sustancia en el punto de mira.

No obstante, aún a pesar de que los efectos en animales no siempre son los mismos que en humanos, lo que es cierto es que cuando no es seguro para los animales, se requieren más estudios sobre su uso en humanos. Y esos estudios son los que no se han realizado para aligerar el proceso de comercialización.

Algunas agencias de protección ambiental aseguran que el triclosán es un pesticida registrado, y por tanto dañino para los organismos acuáticos.

Pro otra parte, tendríamos el comunicado del propio sitio web de Colgate, donde aseguran que la FDA  dice el triclosán es seguro y que Colgate Total proporciona un beneficio importante para la salud.

Entonces.... ¿se puede seguir usando o es mejor tirar el bote a la basura?.

En principio, si no tienes gingivitis, tira el bote a la basura, pues es más riesgo que beneficio. Y con respecto a los niveles aceptables de carcinógenos es algo que no es del todo cierto.

Existen muchas sustancias cancerígenas empleadas en todo tipo de productos. Si ir más lejos, la sacarina suele contener aspartamo, el cual es un reconocido carcinógeno cuyo uso está prohibido en la mayoría de países. Aunque en España sigue estando permitido y por tanto, solemos encontrarlo en productos tan comunes como los chicles para niños y caramelos.

Estas sustancias cancerígenas se aprueban al tener "el nivel aceptable" de carcinógenos, y por tanto, individualmente, todas ellas son aprobadas para su comercialización, pero en conjunto, el ser humano hace ya tiempo que sobrepasa los niveles aceptables de consumo de carcinógenos, pues estamos expuestos a ellos con los ambientadores, desodorantes, cremas, colonias, bollería, pesticidas de las verduras y la fruta, conservantes, colorantes y 1000 productos de consumo cotidiano más.

Y en cierto modo, eso explica el aumento de casos de cáncer.

Realmente el triclosán es únicamente otro carcinógeno que se suma a los que ya consumes cada día, por lo que si algún día una persona enferma de cáncer, no se podrá culpar ni al triclosán ni al aspartamo, si no al conjunto de ambos productos sumados a otros cientos de sustancias cancerígenas.

Explicado de forma financiera es más sencillo:

  "No pasa nada porque pierdas 100€ en bolsa, pues es una pérdida en cantidad aceptable para tu bolsillo. El problema es que pierdas 500 veces 100€, lo cual es la suma de pérdidas aceptables y que te pueden destrozar el bolsillo". Es exactamente lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana