Los hackers se hacen con más de 100.000 fotos de Snapchat, incluyendo a menores de edad desnudos.

viernes, 10 de octubre de 2014




Tras los continuos recientes escándalos de robo de fotos íntimas a celebridades, en esta ocasión, Snapchat ha sido la víctima.

Recordemos que Snapchat es una aplicación en la que puedes enviar fotos y vídeos y que tras visualizarlas, éstas se autodestruyen impidiendo incluso hacer capturas de pantalla. Es por eso que se ha convertido en la aplicación favorita de los jóvenes (y menores) para enviar fotos comprometidas.

Pero durante años, varios piratas informáticos han estado interceptando fotos y vídeos en un escándalo que superará al de las famosas, pues entre las más de 100.000 imágenes captadas, se encuentran fotos de desnudos de chicos y chicas menores de edad, y estos archivos ya están siendo  descargados por cualquiera a través de distintas páginas.

El 50% de los usuarios de Snapchat son adolescentes de entre 13 y 17 años, y la mayoría del contenido puesto al descubierto se trata de imágenes y vídeos, en algunos casos con contenido pornográfico de los propios jóvenes que pensaron estaría seguro usando la aplicación.

Esta base de datos se subió a viralpop.com, una página web que ya está fuera de línea al tratarse de un sitio web que instalaba que un software malicioso en los ordenadores.

Pero el problema parece ser que no ha sido de Snapchat.

Todo indica, según recoge Business Insider, que los servidores de Snapchat no han sido hackeados ni el problema ha venido de la aplicación en sí, sino de otras aplicaciones de terceros que los usuarios usan, y que rompen el "sentido" de Snapchat, pues esas fotos que en principio deberían ser destruidas, son almacenadas en estas aplicaciones y servidores web. Y es ahí donde está el foco del problema.

SnapSaved.com actúa como un cliente web para la aplicación Snapchat, que permite a los usuarios recibir y enviar fotos, y guardarlos en línea, por lo que los usuarios no pensaron que en caso de hackear el sitio web, esas fotos íntimas que no querían que se vieran, quedarían al descubierto.

En el comunicado de Snapchat, aseguran que los servidores de la compañía nunca se han violado y que no son la fuente de las filtraciones, culpando de este problema al uso de aplicaciones de terceros, lo cual es una práctica que la propia compañía prohíbe expresamente en sus términos de uso, precisamente, porque pueden comprometer la seguridad de sus usuarios.

Es algo que muchos de estos jóvenes han debido obviar, y ahora sufrirán las consecuencias.

Ver: Cientos de chicas se desnudan por webcam para Justin Bieber, pero al otro lado no estaba Justin Bieber


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana