Zona cero del Ébola en Estados Unidos: ésta es la situación que se está dando.

sábado, 4 de octubre de 2014



Tras el primer caso de Ébola diagnosticado en suelo estadounidense, el conjunto de apartamentos donde vivía el infectado, Thomas Eric Duncan, de 42 años, se ha denominado como "zona cero" del Ébola en Estados Unidos, un lugar de Dallas de clase pobre donde según publica The Telegraph, conviven inmigrantes de países como Liberia, Sierra Leona, Somalia, Sudán, Irak, Eritrea y Nepal.

Estados Unidos está en pánico al no haberse seguido un buen protocolo de actuación frente a este caso de Ébola que podría agravarse, pues a la mujer del infectado, de 36 años, su hija de 13 y 2 de sus sobrinos, les han prohibido salir del apartamento con la amenaza de que si salen, se enfrentarán a un proceso penal.

Dicho de otro modo, han dejado a cuatro personas encerradas en una casa con toallas y sábanas usadas por el hombre infectado, cuando el protocolo de actuación en estos casos exige enviar a un equipo de especialistas para que lleven a estas personas a una zona de aislamiento y desinfecten a fondo todo el apartamento y zonas donde pudiera haber estado el paciente cero.

Ahora se lamentan de no haber puesto un cordón de seguridad alrededor de la zona, cuando la ambulancia se llevaba a este paciente, ya que según indica The Telegraph, era hora punta y los niños que venían del colegio pasaron muy cerca cuando Duncan estaba vomitando en plena calle.

50 personas que estuvieron en contacto con el infectado también han sido aisladas y se controla su temperatura cada pocas horas.

El pánico es tal que los padres han sacado a sus niños del colegio, mientras que otros están exigiendo que se desinfecten los autobuses escolares donde pudieran haberse subido cualquiera de los sobrinos e hija de esta familia.

Otras personas han decidido no volver y quedarse en casas de algunos familiares. Aunque únicamente aquellos que pueden, pues los amigos y familiares cada vez ponen más pegas para acoger a personas que hayan podido estar ligeramente expuestas al vivir en la zona cero.

Por no hablar que ya comienzan a aparecer todo tipo de comentarios racistas en los que se pide que cierren sus fronteras y aeropuertos a todo ciudadano procedente de África, pues los controles para detectar a un infectado, han resultado inservibles por el tipo de virus del que hablamos, el cual puede permanecer en el organismo y no mostrar ni un sólo síntoma hasta los 21 días, pero durante todo ese tiempo, esa persona puede estar contagiando al resto de personas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana