Adolf Hítler, una medalla al valor para un cobarde.

jueves, 30 de abril de 2015




Creo que este personaje no necesita presentación, ya que todos conocemos, básicamente, su "aportación positiva" al mundo. Con el tiempo ha ido desapareciendo la censura a la hora de hablar de esta persona, aunque algunas mentiras se han mantenido en el tiempo.

Numerosas investigaciones se han ido encargando de desenmascarar a Adolf Hítler, que no sólo mintió durante décadas, sino que esa medalla a la valentía por su participación en primera línea de batalla fue concedida por "enchufe" y otorgada a una persona que vivió la guerra muy lejos de la guerra.

Uno de los rumores que ya fue confirmado, es que Hítler, en su lucha por fomentar la raza Aria, acabó por maltratar a personas que llevaban su propia sangre, ya que por sus venas corría sangre judía. Siempre se pensó que decir que Hitler procedía de judíos era un mito, una falsedad, pero el periodista belga Jean-Paul Mulders y el historiador Marc Vermeeren, lograron determinar a través de análisis de ADN realizados a familiares del dictador, que éstos tenían cromosomas que se encuentran en los habitantes originarios de Marruecos, Argelia y Túnez, así como en los judíos.

Es decir, Hítler provenía de esas personas que él despreciaba y que quiso exterminar.

Del mismo modo, Hítler, a pesar de su pasión por Alemania, no era un alemán "pura sangre", ya que nació en Austria, y no consiguió la ciudadanía alemana hasta décadas más tarde.
Por no hablar del rumor extendido que existe sobre la pobre señora y madre de Hítler, la cual, según dicen, intentó buscar desesperadamente la forma de abortar, pero finalmente no lo consiguió. Ironías de la vida, teniendo en cuenta que si esta mujer hubiese abortado, le habría ahorrado mucho sufrimiento a la humanidad.

Ganó su medalla al Valor por su amistad con un general.

Hítler jamás vivió la guerra en primera línea como durante décadas afirmaba y fanfarroneaba. Su papel en la guerra fue el de un mero mensajero, encargado de los enlaces, siendo su misión llevar órdenes y partes de un batallón a otro.

Se dice que Hítler estuvo gravemente herido al ser "gaseado", aunque pocas personas saben cómo ocurrió, por lo que no se descarta que fuera por torpeza de este hombrecillo (Así le llamaban cuando corría con las órdenes) Se comenta que fue herido en una segunda ocasión por un trozo de metralla a dos kilómetros del centro de la batalla, estando refugiado en un Búnker.

El mérito de su condecoración.

En esta parte, se argumenta que en la guerra de Alemania no se condecoraban a los valientes, pues estos perecían en el campo de batalla. Según archivos nunca antes vistos hasta hoy, los pocos generales encargados a la condecoración de soldados por su valentía, solía atribuir estas medallas únicamente a soldados que eran conocidos por estos generales (jamás a un desconocido por muy valiente que fuera). Hítler fue una excepción, y no por su valentía, sino por ser el primer soldado que sin llegar a ser soldado recibió una condecoración por no hacer nada, salvo intentar sobrevivir entre bastidores.

Más Ironías.

Su medalla al valor fue concedida por un general, íntimo amigo suyo y de origen judío. Consta en documentos de la guerra la queja de varios soldados por la otorgación de la medalla a la valentía para un cobarde (Hítler).

Y por último, se comenta que Hítler nunca llegó a combatir ni pelear con un hombre en igualdad de condiciones, siendo más usual entrar en escena cuando el prisionero estaba atado e inmóvil, por lo que al final Hítler ha resultado ser una leyenda para atemorizar a sus enemigos, ya que si éstos hubieran conocido la valentía real de Hítler, hubieran tenido el ánimo suficiente para invadir Alemania tres veces.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana