Así se le enseña a un hijo que el "bullying" no está bien.

viernes, 10 de julio de 2015





Se suele vender un mensaje contra el "bullying" que yo no compro. Se dice que hay que hablar con esos jóvenes que acosan y humillan a los más débiles, que hay que darles charlas, etc... pero no. A mi modo de ver hay dos claros culpables cuando en un colegio se dan casos de bullying: el primer culpable es el centro educativo, el cual en la mayoría de los casos hace la vista gorda y no le da demasiada importancia (hasta que un joven se suicida o queda acomplejado para siempre).

Pero claro, en cierto modo, le hemos quitado poder a los centros educativos para actuar ante estos casos. Lo que nos lleva a un culpable aún más claro: los padres del niño acosador, que piensan que es una cosa de niños y no le dan demasiada importancia.

 El problema es que los padres del niño humillado, agredido y/o acosado, sí le dan importancia, al ver sufrir a su hijo cada día, y sin poder hacer nada debido a que el delincuente en cuestión es menor de edad.


En mi opinión, el niño de 14 ó 16 años que es un hijo de p*** con esa edad, es muy probable que lo sea también a partir de los 18 años si no recibe un escarmiento.

Un padre tenía muy claro que su hijo acosador debía entender que el uso de la fuerza y que aprovecharse del más débil no está nada bien, por lo que decidió llamar a un boxeador profesional y lo metió en un ring de boxeo con su hijo para que éste le diera un escarmiento a su hijo.

El resultado, como podemos apreciar en el vídeo, es una lección a base de la propia medicina que el chico estuvo aplicando en el colegio con los más débiles, pero en este caso recibida en su propio cuerpo.

A medida que la lección avanzaba, las piernas del joven flaqueaban; lección aprendida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana