Si seguimos quitándole poder a los agentes de la ley, nos pesará.

jueves, 6 de agosto de 2015



La polémica Ley de Seguridad Ciudadana, también conocida como "Ley Mordaza", personalmente no la critico en su totalidad, pues como podemos apreciar, tiene muchos artículos beneficiosos que son de sentido común. El problema es que tiene otros que atentan contra principios muy básicos, como podría ser la libertad de expresión.

Otro de los problemas es la tergiversación, manipulación,  o el "no entendimiento" de las primeras supuestas aberraciones de esta ley.

No olvidemos que esta ley, al haber sido impuesta por la derecha, se intentará buscar cualquier resquicio, aunque haya que manipular la opinión pública, y por desgracia, aunque sea a costa de cargar contra policías que hacen correctamente su trabajo.

Recientemente, hemos conocido el caso de una multa de 300€ a una persona, por haber llamado a un Guardia Civil "Colega", lo cual, según el artículo 37.4 de la Ley de Seguridad Ciudadana, es motivo de infracción leve, al considerarse una falta de respeto hacia un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones.

A muchos, ésto les parece un abuso y una aberración que atenta contra "algo", pero lo cierto es que debemos volver a un problema subyacente de nuestra actual sociedad.

Hemos pasado, en poco menos de 40 años, de tenerle respeto y miedo a la autoridad, a reírnos de ella, y tenerle muy poco respeto, e incluso a faltar el respeto.

En primer lugar, nadie es quien para dirigirse a un agente de la ley como "Colega". De hecho, cuando hago memoria y me traslado a mi adolescencia, cada vez que venía un chulito y se dirigía a ti como "colega" o "socio", ya sabías que probablemente habría pelea.

Por tanto, no es porque sea agente de la ley, es porque nadie debe dirigirse a nadie como "colega". Aprende a hablar y muestra respeto y educación hacia los demás. Y más aún, si es agente de la ley.

Dicho ésto, para mi punto de vista, la multa está bien puesta, y a ese joven le ha salido muy barata la lección de educación, pues la pregunta sería: "Si le habla así a un guardia civil, ¿cómo le hablará a una persona cualquiera?".

Hace unos meses presencié una escena patética.

Agentes de la policía local, policía nacional y de la guardia civil (12 agentes en total) se personaban para mediar en un conflicto, donde se encontraron con 4 delincuentes de los considerados muy peligrosos.

Pude ver cómo 4 personas acojonaban (perdón por la expresión) a esos 12 miembros de la ley, con insultos, amenazas, e incluso con agresión física, sin que la policía hiciera nada. Ni siquiera sacaban las porras para defenderse.

*En aquel momento pensé: "Con lo valientes que son cuando apalean a manifestantes pacíficos, y aquí se están acojonando, cuando estaría justificado incluso disparar".

De haber grabado aquella escena, probablemente estaría denunciado por esta misma ley mordaza, al impedir grabar a agentes de la ley, pero sería el vídeo más visto de Youtube por lo que se hubiera visto y escuchado en la grabación. Yo nunca había visto una escena tan patética.

Uno de estos jóvenes le decía a un policía local "tengo que matarte cuando te vea", a un guardia civil le decía "sé dónde vives. Cuando sepas quién soy te vas a cagar", y a otro agente "Sé dónde vas a fumar porros los fines de semana".

No hubo ningún detenido.

Les hemos quitado poder, y los hemos dejado indefensos.

Otro vídeo en una playa andaluza también refleja una escena que desató la indignación de muchos usuarios de las redes sociales, al verse un policía disparando con una pistola táser (pistola de descarga eléctrica) a un bañista con el que forcejeó.


Todos hemos visto el vídeo, pero no todos lo hemos visto de la misma forma. Yo he visto a un policía muy asustado forcejeando con una persona, mientras que otros tres o cuatro hombres, amigos de la "supuesta víctima" estaban rodeando al agente y a su compañero. Disparar a esa persona con la pistola táser, en mi opinión, también estuvo justificado, porque un policía no está para que "lo linchen" entre 5 ó 6 personas.

Dicho ésto, personalmente veo cómo la "chusma" tiene más huevos que los agentes de la ley, así como cada vez incluso más derechos que la propia ley, y la mayoría de los delitos y robos no vienen de personas necesitadas, sino de los delincuentes de toda la vida (cada vez más preparados) y las bandas de delincuencia organizadas, las cuales cada vez nos comen más terreno.

Tampoco ayuda el hecho de que el Estado destine más agentes de la ley a la recaudación que a la protección, lo que está provocando que las calles de las principales ciudades españolas cada vez sean más inseguras, y es que ahora es más peligroso un conductor que aparca en doble fila que un atracador.

Pero finalmente, si seguimos criticando y manipulando cada intervención policial, en ocasiones por la propia manipulación  política, tarde o temprano tendremos una policía que tendrá que pedir perdón cuando se cruce con una persona que acaba de atracar una tienda de comestibles.

Del mismo modo, hay que castigar a aquellos agentes de la ley que no actúen como tal, pues tampoco veo correcto que un policía, en sus ratos libres consuma cannabis. Tú no puedes. Eres policía, y multas a la gente por vender esa sustancia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):





+ Visto última semana